Tejer mola ¿o no?

Esta semana me echaron de un bar por calcetar.

Sí, como lo lees: por calcetar. No estaba consumiendo drogas, no estaba destrozando el bar, no estaba montando una escena ni haciendo nada que pudiera molestar a nadie. Sólo estaba calcetando… y me echaron.

Sucedió el miércoles, mientras esperaba el autobús para ir a dar una clase. Como tenía bastante tiempo, decidí parar en el bar más cercano para tomarme un colacao y darle un par de vueltas a la labor que tenía en marcha.

A mí me pareció un planazo, pero por lo visto la señora que me atendió no pensaba lo mismo.

Nada más salió a la terraza me dijo “Aquí no se puede calcetar” Y yo le sonreí, porque honestamente pensé que estaba de broma. Pero ella insistió: “Que aquí no se puede sentar a calcetar,  se tiene que ir”“Pero yo no quiero sentarme a calcetar – le dije – yo quiero tomar algo” “Lo siento, pero no” Y cuando le pregunté por qué, me dejó frita: “porque aquí no se puede calcetar, ni jugar a las cartas tampoco;  que hoy viene usted a calcetar y mañana aparece otra a subir el bajo de unos pantalones. No es ni medio normal”

¿No es ni medio normal? ¿Por qué? ¿Acaso no va gente a leer el periódico? ¿O a leer un libro, sin más? ¿Por qué calcetar es diferente?

La verdad es que nunca pedí permiso para tejer en ningún sitio, pero es que tampoco creí que fuera necesario… Siempre me pareció que calcetar es algo inofensivo, que da buen rollo e invita a más gente a sentarse en la terraza. Pero por lo visto aquí no pensaban lo mismo…

Lejos de indignarme, cogí mis cosas y me largué. “Usted verá”, fue lo único que atiné a decirle. Pero desde entonces no he dejado de darle vueltas a la cabeza. Entiendo que el tejido es algo que siempre se llevó en la intimidad (de hecho por eso surgió el DITP); pero ¿de verdad resulta tan desubicado?

Me preocupa que una actividad tan inocente – pero que a la vez aporta tantos beneficios – se perciba como algo fuera de sitio. Y vale que sólo me pasó una vez (llevo años calcetando en bares, salas de espera, incluso montada en el autobús, y nunca he tenido un solo problema); vale también que se deba, simplemente, a que esta señora se quedó anquilosada en el tiempo… pero una vez es suficiente.

Porque hasta ahora sólo había tenido buenas experiencias tejiendo en público, como cuando se me acerca una abuelita y me cuenta cuánto tejía ella cuando estaba mejor de la vista. O el niño que te mira alucinado y grita “¡cuántas cosas se pueden hacer con las manos!”. La chavala que pasa a tu lado y te pregunta dónde puede aprender; o la camarera que te sonríe cómplice, sabiendo que estás haciendo de su bar un espacio con encanto.

Y es que siempre sentí que tejiendo en público estaba contribuyendo a crear comunidad, algo que me parece indispensable en los tiempos que corren.

Por eso desde aquí te propongo que cojas tus agujas y salgas a tejer en público siempre que puedas (y quien dice tejer dice bordar o hacer macramé…) En el parque, en el bar, en la parada de autobús, donde te apetezca; pero que te vean. Que te vean crear y disfrutar, a lo mejor así conseguimos visibilizar esta afición y animamos a más personas a beneficiarse de este pasatiempos. A lo mejor así tejemos una comunidad más amable, donde episodios como este sean cada vez más escasos…

¡Hasta la próxima! Un abrazo,

Firma

 

p.d.: la primera vez que me echan de un bar y es por calcetar… manda hue***
Anuncios

19 pensamientos en “Tejer mola ¿o no?

  1. Jejeje… es normal que te pensaras que era una broma…
    A mi me paso lo mismo… pero en Suiza… y pensé que eran los suizos que son muy raros… pero no… puede pasar en muchos sitios… y es una pena porque tejer (yo hacia ganchillo) ayuda a hacer comunidad!

    Me gusta

  2. Pingback: Otro curso que llega a su fin… « La Mujer Araña

  3. Yo en breve voy a abrir un bar-cerveceria, y he tenido otro. Y no se me ocurre echar a nadie por que calcete. Hay gente para todo. Si vienes a Casereccio serás bien recibida¡ tambien tenemos un reservado para talleres, comidas… DIY espacio.

    Me gusta

  4. Quitando la mala experiencia de que te echara del bar, que bonito artículo! Por lo menos te ha servido para recordar que los momentos buenos por calcetar en público han sido muchos más numerosos que los malos 🙂

    Me gusta

  5. Me dejas sin palabras. Me pregunto qué criterios seguirá esta mujer las actividades que sí se pueden llevar a cabo en su bar y las que no… Y me acuerdo de lo que se ofende alguna gente cuando ve las intervenciones de ganchillo en espacios públicos. Así estamos…

    Me gusta

  6. Pues yo que por desgracia me esta tocando ir demasiado a menudo al hospital de visita con mi madre y com mi abuela si no pudiera calcetar mientras espero me muero. Hay actitudes que no se entienden y que mas da calcetar, que leer, que charlar. Ella que se ha perdido una clienta!!

    Me gusta

  7. No puedo creer lo que nos cuentas!!!!! Seguro irá al quiebre, perdón pero es que es verdad, como vas a echar a una persona porque esté calcetando o jugando a las cartas o lo que sea?? si está consumiendo, otro gallo cantaría si te sentaras y no consumieras nada ahí si…. pero por Dios….

    Me gusta

    • Eso mismo pensé yo, Malena. Pero después de dos días dándole vueltas al tema, llego a la conclusión de que el tiempo pone a cada uno en su sitio… Por mi parte, seguiré tejiendo allí donde vaya (ahora ya es una cruzada) y ellos que sigan en su línea. Cuando de aquí a un tiempo se pregunten por qué ya no tienen tantos clientes como antes, quizás – con un poco de suerte – empiecen a pensar en estas cosas 😉

      Me gusta

  8. Opino como Carmen! Yo también estoy viviendo en Coruña y estaría especialmente interesada en saber dónde ha sido. Si no quieres decirlo públicamente, mándanoslo por privado!
    Si es que… yo ya sabía que calcetar y jugar a las cartas son actividades demoníacas. Les arruinamos los negocios! xDD

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s